5 íconos de Buenos Aires que merecen visitarse

Las ciudades tienen un ritmo de vida alocado y pasamos por delante de edificios, calles y monumentos sin darnos cuenta de su atractivo o la historia que ocultan. Los feriados son el momento perfecto para descubrirlas sin apuro.

1- Plaza de Mayo

Establecida por Juan de Garay, fundador de la segunda Buenos Aires, estaba destinada a concentrar los edificios de la administración. Así fue como en este lugar, hoy delimitado por las calles Bolívar, Hipólito Yrigoyen, Balcarce y la Av. Rivadavia, se encuentran algunos de los edificios coloniales mejor preservados. A través de los años la plaza fue cambiando de nombre, pasando por Plaza del Mercado, Plaza de la Victoria (luego de la invasiones inglesas en 1806 y 1807) y finalmente Plaza de Mayo, a partir de los acontecimientos de la Revolución del 25 de Mayo de 1810.

En 1811 se levantó en el centro de la plaza la Pirámide de Mayo, primer monumento histórico de Buenos Aires, y que un año más tarde también fue declarado Monumento Histórico Nacional. Es un obelisco pequeño de 13 metros de altura, que fue recubierto por la actual obra de Prilidiano Pueyrredón en 1856, a la que se le agregó la Estatua de la Libertad.

Plaza de Mayo. FOTO MARTIN ACOSTA

2- Teatro Colón

Inaugurado en 1908 con la ópera Aída de Verdi, y reabierto para los festejos del Bicentenario en 2010, después de una profunda modernización, es el mayor teatro lírico de la Argentina y uno de los principales del mundo. En el Colón actuaron los directores, cantantes y bailarines más importantes de todas las épocas.

La sala en herradura genera una distribución perfecta del sonido y los tres pisos de palcos diseñados con materiales blandos -telas, maderas,  alfombras- logran una óptima absorción. La planta está bordeada de palcos hasta el tercer piso. La herradura tiene 29,25 metros de diámetro menor, 32,65 metros de diámetro mayor y 28 metros de altura. Tiene una capacidad total de 2.478 personas sentadas y alrededor de 500 de pie.

Su cúpula de 318 metros cuadrados fue decorada por el pintor argentino Raúl Soldi, y hacerlo le llevó 41 días. Fue inaugurada en 1966.

El foso de la orquesta posee una capacidad para 120 músicos.

El edificio alberga además diferentes talleres donde se realizan las producciones de sus espectáculos, así como el Instituto Superior de Arte, reconocido en todo el mundo y donde se forman los futuros cantantes líricos y bailarines.

La superficie total cubierta del edificio antiguo es de 37.884 metros cuadrados. Las ampliaciones realizadas posteriormente, sobre todo las de finales de la década de 1960, sumaron 12.000 metros cuadrados.

3- Casa de Gobierno, o Casa Rosada

En la Plaza de Mayo, enfrentándose al Cabildo, se encuentra la Casa de Gobierno, que por su color se conoce como “casa Rosada”. Es la sede del Poder Ejecutivo Nacional. Este imponente edificio ocupa el predio donde se erigió en 1580 el Fuerte de Buenos Aires. Fue la residencia de virreyes españoles y luego albergó, con algunas reformas, a las autoridades de los sucesivos gobiernos patrios, las Juntas, los Triunviratos, los Directores Supremos, los Gobernadores de Buenos Aires y el Primer Presidente de la Argentina, Bernardino Rivadavia. El edificio actual se terminó en 1884. El presidente Sarmiento (1868-1874) fue quien decidió pintar de rosado la casa de gobierno.

El actual edificio es el producto de la fusión de dos construcciones anteriores: la sede presidencial y el Palacio de Correos (en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Balcarce).

Sobre la Avenida Rivadavia está la entrada presidencial; en el contrafrente pueden observarse los restos de la antigua aduana; sobre Hipólito Yrigoyen está la entrada del museo de la Casa Rosada.

Casa de Gobierno. Foto Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires

4. Obelisco

El Obelisco, el mayor emblema de la Ciudad fue inaugurado en 1936 para recordar el cuarto centenario de la primera fundación de Buenos Aires, es obra del arquitecto Alberto Prebisch, uno de los principales exponentes del modernismo argentino y autor también del vecino Teatro Gran Rex. Se ubica en el lugar donde fue izada por primera vez la bandera nacional en la ciudad.

Quien visita Buenos Aires no puede dejar de fotografiar este monumento, ubicado estratégicamente en la intersección de dos de las avenidas más importantes: la 9 de Julio y la avenida Corrientes.

Con una altura total de 67,5 metros y una base de 6,8 metros por lado, el Obelisco posee una única puerta de entrada (mirando hacia la Avenida Corrientes en dirección oeste), detrás de la cual hay una escalera marinera de 206 escalones con 7 descansos que lleva a la cúspide. Allí existe un mirador con cuatro ventanas, visibles desde la calle. Y por encima de ella, el monumento emblema de Buenos Aires culmina en un pararrayos que no logra divisarse a simple vista.

Obelisco. Foto Ente de turismo de la Ciudad de Buenos Aires

5- Caminito

En el Barrio de La Boca se encuentra este verdadero museo al aire libre de 150 metros de longitud: la Calle Caminito. Este magnífico museo está flanqueado por las típicas viviendas multicolores de la Boca, conocidas como “conventillos”.

Su trazado sinuoso se debe a que sigue el cauce de un arroyo que fluyó hasta principios del siglo XX.

Durante mucho tiempo formó parte del recorrido del ferrocarril a Ensenada (a una hora de Buenos Aires) hasta que en 1928 el ramal fue clausurado y la vía se convirtió en un callejón abandonado. Fue gracias a la iniciativa de varios vecinos, entre los que se encontraba el pintor Benito Quinquela Martín (uno de los principales benefactores del barrio y cuya obra se conmemora a través del colorido de las casas de La Boca), que en los años 1950 se recuperó el terreno para convertirlo en un paseo peatonal y en una calle museo, en la que de a poco se fueron sumando obras de distintos artistas.

Con el tiempo se fueron adosando a las paredes bajorrelieves y mosaicos de artistas tradicionales que aportaron sus obras, estatuas, frisos, placas. Así, en 1959, Caminito se convirtió en el primer museo peatonal en el mundo, sin veredas ni portales.

Los fines de semana, artistas profesionales bailan y cantan tangos, y hay una feria de artesanías.

Caminito. Foto Martin Acosta

24/05/2022

Artículos relacionados

Festival RICO Edición Carnaval, a orillas del río Paraná

Festival RICO Edición Carnaval, a orillas del río Paraná

Una propuesta que mezcla lo mejor de la gastronomía local y una grilla artística que se adapta a todos los gustos. Una gran opción para disfrutar del fin de semana largo en San Nicolás, la ciudad del norte de Buenos Aires que se posiciona como el destino ideal para el...

Cómo será la nueva edición del Huemules Challenge en Esquel

Cómo será la nueva edición del Huemules Challenge en Esquel

Este 4 de marzo llega a Esquel la quinta edición del Huemules Challenge, con desafíos que van desde los 10 K a los 70K. Los cupos son limitados. Running de montaña Un clima que favorece la carrera, invita a turistas y aficionados locales a sumarse al desafío. la...

Madrid 2023, un destino para estrenar

Madrid 2023, un destino para estrenar

Madrid se presenta en 2023 con propuestas de última generación vinculadas a la agenda expositiva; el patrimonio cultural; la música; los movimientos creativos; el deporte; las infraestructuras y la sostenibilidad que, sumadas a sus muchos recursos turísticos, la...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo