Bancarrota y nacionalización

Mientras Aeroméxico presenta su solicitud de quiebra en los Estados Unidos invocando el Capítulo 11, TAP la aerolínea portuguesa será nacionalizada para no dejarla caer.

Después de Latam y de Avianca, este miércoles la primera aerolínea de México, Aeroméxico, presentó su solicitud de quiebra ante los juzgados de Estados Unidos, invocando el capítulo 11 de la ley, que le permite seguir operando sin hacer frente a las deudas.
La razón de la medida, como es obvio, son los devastadores efectos de la paralización con motivo del coronavirus y la ausencia de ayudas públicas.

Aeroméxico seguirá volando. Sus planes ahora pasan por duplicar los vuelos en julio, aunque todo esto es bastante inseguro dado que tanto en su país como en Estados Unidos aún no está claro que se haya superado el pico de la pandemia.
En todo caso, incluso en el mejor de los escenarios, la propia compañía admite que al final de julio nunca superará el 30 por ciento de la operativa que tenía el mismo mes del año pasado. México, por ejemplo, está totalmente aislado de Europa, por orden de la Unión Europea, con lo que no puede volar hasta nuevo aviso.

Andrés Conesa, el director general de la compañía, dijo que “estamos ante un desafío sin precedentes debido a la caída de la demanda, por lo que tenemos que tomar las medidas necesarias para intentar sobrevivir”. Aeroméxico, como Latam, es un socio preferente de Delta Airlines, propietaria del 51 por ciento de la compañía.

TAP Air Portugal

El Gobierno de Portugal ha decidido proceder a la nacionalización de TAP Air Portugal como resultado de la falta de acuerdo entre los accionistas estatales y privados sobre el préstamo estatal de 1.200 millones de euros a la compañía, autorizado por Bruselas para la recuperación de la aerolínea del impacto de la pandemia del COVID 19. El anuncio fue hecho por Pedro Nuno Santos, ministro de Infraestructuras, durante una comparecencia en el Parlamento en la que argumentó que “TAP es demasiado importante para que la dejemos caer”.

TAP está controlada en un 50% por el Estado portugués, mientras que el consorcio Gateway, participado por el empresario portugués Humberto Pedrosa, del sector de los autobuses y poseedor de una de las mayores fortunas del país, y el brasileño estadounidense David Neeleman, propietario también de la aerolínea Azul, tiene una participación del 45% y el 5% restante corresponde a los trabajadores.

Según una información del diario portugués Expresso, tras una larga reunión de los accionistas este lunes por la noche, el socio privado Atlantic Gateway “hizo imposible aprobar el préstamo estatal a la aerolínea, lo que llevó a la ruptura con el Gobierno”.

La ruptura resultó del hecho de que David Neeleman rechazó las condiciones impuestas por el Estado portugués para aprobar el préstamo. El gobierno considera que la postura del empresario es inaceptable y, como tal, quiere que abandone la empresa. La permanencia de Humberto Pedrosa como accionista fue un escenario admitido por el gobierno que aún puede contemplarse en el modelo de nacionalización que está sobre la mesa.

Las negociaciones se centraron en una cláusula que permite a los socios privados recuperar el capital prestado a TAP mediante pagos complementarios (227 millones de euros) en caso de que el Estado refuerce su posición accionarial en la empresa. La diferencia en las posiciones en cuanto a la aplicación de esta cláusula hizo que el acuerdo fuera inviable.
El ministro de Infraestructura, Pedro Nuno Santos, confirmó este martes en el Parlamento que la junta directiva de TAP incumplió este lunes por la noche el acuerdo para el préstamo. La decisión sobre la nacionalización pasará ahora a la presidencia del Consejo de Ministros.

El préstamo fue aprobado por la Comisión Europea el pasado día 10 de junio a propuesta de Portugal e incluía el compromiso de TAP de, si no podía pagarlo en seis meses, debe presentar un plan de reestructuración que garantice su viabilidad, el cual, previsiblemente, implicaría una reducción de costos, pasando por un recorte de rutas no rentables, flota y del número de trabajadores.
El ministro también defendió que no había otra opción para aprobar el rescate de TAP que no fuera la que se adoptó, la reestructuración de acuerdo con lo autorizado por Bruselas.

El ministro recordó en el Parlamento portugués que la aerolínea es uno de los mayores exportadores del país, que trae la mitad de los turistas a Portugal. “TAP genera y mantienen más de 10.000 empleos directos y compra 1.300 millones de euros a empresas nacionales. Paga más de 300 millones de impuestos y contribuciones a la hacienda pública. Sería un desastre para el país perder TAP”.

Fuente: https://www.preferente.com y https://www.hosteltur.com

01/07/2020

Artículos relacionados

Salta distingue a Municipios y prestadores en Calidad Turística

Salta distingue a Municipios y prestadores en Calidad Turística

La Provincia distinguió y premió hoy a los municipios y prestadores turísticos que durante el periodo 2022 participaron de los distintos Programas de Gestión de Calidad a nivel provincial y nacional. En los últimos años la actividad turística en la provincia de Salta...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo