Berlín abre su nuevo aeropuerto con 3289 días de retraso

Finalmente el 31 de octubre el aeropuerto Berlín-Brandenburgo BER recibió a los primeros vuelos y pasajeros, 8 años más tarde de la fecha anunciada, con sobrecostos millonarios y en el momento en que Alemania vuelve a confinarse por el COVID-19.

En plena pandemia por Covid-19, Berlín ha inaugurado este sábado su nuevo aeropuerto, al recibir su primer vuelo, en un estreno que llega casi con nueve años de retrasos, sobrecostos multimillonarios y con previsión de escaso tráfico por el impacto del coronavirus. La puesta en funcionamiento del aeropuerto Willy Brandt (o el BER como también se llama) se ha hecho sin grandes ceremonias de inauguración. Sencillamente un avión procedente de Múnich aterrizó en la pista, y eso no se debe solo al coronavirus sino, ante todo, a la historia del proyecto lleno de contratiempos.

Ni siquiera este sábado se logró que todo funcionara a la perfección. Los dos vuelos, el que venía de Múnich y otro que venía de Tegel, el otro aeropuerto de Berlín que sale ahora de servicio, debían aterrizar al tiempo pero el mal clima no lo permitió. No obstante, eso es una pequeñez, si se tiene en cuenta toda la historia de aplazamientos y aumentos de costos que han rodeado el proyecto.
La inauguración, originalmente planificada para mayo de 2012 tuvo que ser aplazada en 7 ocasiones lo que ha generado un aumento de los costos. El primer aplazamiento se dio la víspera del día fijado, debido a problemas en la prevención contra incendios. Inicialmente, cuando se empezó la construcción en 2006, se calcularon costos 2.000 millones de euros. Tras los sucesivos aplazamientos, debido a diversos fallos en la construcción que han tenido que ser corregidos, los costos han subido un 225% hasta los 6.500 millones de euros.

Toda esa historia convirtió la construcción del aeropuerto, que debía ser un símbolo de la transformación de Berlín como capital de la Alemania, en un ejemplo emblemático de mala planificación y de ineficacia. Con la puesta en funcionamiento el aeropuerto, del que son socios el estado alemán, la ciudad estado de Berlín y el estado federado de Brandeburgo, no sale de sus problemas económicos.

La situación actual, en la que la pandemia genera una reducción drástica del tráfico aéreo, agrava una situación ya de por su difícil debido a las deudas acumuladas durante el tiempo de construcción. La inauguración estuvo acompañada de protestas de pequeños grupos que, ya antes de la llegada de los primeros vuelos, se dieron cita en las proximidades del nuevo aeropuerto para protestar contra la apertura.

Los miembros de un grupo autodenominado “Am Boden bleiben” (Permanecer en tierra) rechazan que en medio de la crisis climática se abra un nuevo aeropuerto de grandes dimensiones cuando el objetivo debería ser reducir de manera drástica el tráfico aéreo. “Somos partidarios de que se eliminen los vueltos internos dentro de Alemania y que se cierren los aeropuertos regionales”, dijo la portavoz del grupo, Lena Tucknack.

Historia de un fracaso

La fecha para la apertura del aeropuerto de Berlín-Brandenburgo (BER) se fijó para el 3 de junio de 2012. No era la primera, pero sí la más memorable. La anticipación era enorme y la radiotelevisión pública rbb organizó una cobertura en directo de 24 horas. El desastre fue tan grande que The Postillon, una web satírica alemana, propuso inventar una nueva forma gramatical para hablar de la apertura condicional del aeropuerto, un evento que volvía a posponerse una y otra vez, sin llegar a tener lugar nunca.

Justo antes de la fecha de apertura, los inspectores detectaron alrededor de 120.000 defectos, incluyendo problemas de la seguridad antiincendios, puertas automáticas que no se abrían y techos a punto de hundirse. Unos 170.000 kilómetros de cables instalados en el interior y alrededor del aeropuerto resultaron ser peligrosos. Algunas luces no se podían encender. Otras no se podían apagar.

Demasiado pequeño, y ya en bancarrota

En términos de capacidad, quizás eso sea una buena noticia, aunque sea por la razón equivocada. BER fue diseñado para gestionar 27 millones de pasajeros al año. En 2019 fueron 35 millones las personas que pasaron por Tegel y Schönefeld, los aeropuertos de la ciudad, que ya afrontaban una sobrecarga. El primero cerrará, mientras que el segundo se integrará en BER. Dejando aún la pandemia, los analistas prevén un aumento continuado de los visitantes a la capital alemana.

Ya se está trabajando en una expansión que haga frente a este aumento de la demanda, si es que esta se recupera del COVID-19. Ello costaría 2.300 millones de euros de aquí a 2030, más o menos lo mismo que el proyecto original. Los costes reales rondan ya los 7.000 millones de euros, una factura que se reparten los estados de Berlín y Brandenburgo y el Gobierno federal. Entre los tres financian FBB, la empresa que opera los aeropuertos de Berlín y ha supervisado la construcción del nuevo.

Los retrasos y al aumento de los costes se han sumado a las pérdidas generadas por la pandemia. Con 300 millones de euros adicionales en subsidios y préstamos del Estado, el Ministerio de Finanzas alemán informó en septiembre de que FBB entraría en bancarrota antes de que el aeropuerto entrase en funcionamiento este 31 de octubre. Quizás sean necesarios más de 1.000 millones de euros en los próximos años para mantenerla a flote. Si el estado no encuentra una vía para privatizar la empresa, aunque sea parcialmente, el precio lo tendrán que pagar los contribuyentes.

Fuentes: https://cincodias.elpais.com https://www.dw.com

02/11/2020

Artículos relacionados

Los usuarios están más que satisfechos con Aerolíneas Argentinas

Los usuarios están más que satisfechos con Aerolíneas Argentinas

Aerolíneas Argentinas alcanzó el mayor índice de satisfacción del cliente desde que comenzará a medirse en 2016 con un balance positivo del 52% y una tasa de recomendación del 65%. En tanto que, un 22% se consideraron neutrales y un 13% detractores. Dicho indicador...

El gasto en comidas en FITUR fue de 23 millones de euros

El gasto en comidas en FITUR fue de 23 millones de euros

Otra cara de la Feria Internacional de Turismo: los profesionales y expositores gastaron más de 23 millones en gastronomía y restauración. En total se realizaron 516.800 comidas durante la feria. Los expositores y visitantes profesionales realizaron un total...

Viajeros LGBTQ+ quieren ser vistos en el marketing de contenidos

Viajeros LGBTQ+ quieren ser vistos en el marketing de contenidos

A muchos viajeros del colectivo LGBTQ+ en los Estados Unidos les gustaría que los materiales de marketing de destinos los incluyeran más. Eso les daría más confianza acerca de cuán inclusivo es realmente el destino. De hecho, el 43 % de los encuestados en la encuesta...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo