Los viajes post Coronaggedon

Una visión entre irónica y humorística del columnista David Tait de Travel Industry Today de Canadá sobre cómo podría ser la “nueva normalidad” cuando el mundo vuelva a viajar en avión.

Por razones bastante obvias, la canción de la banda R.E.M, “Es el fin del mundo tal como lo conocemos” (It’s the end of the world as we know it), ha estado rondando mi cerebro últimamente. ¡Podría ser mucho peor, por supuesto, algo como “Super Trouper” de ABBA, por ejemplo! Aagh!
Pero el hecho ineludible es que R.E.M tenía razón. Pocas industrias se verán tan inexorablemente cambiadas por los acontecimientos actuales como el turismo “tal como lo conocíamos”: casi todos los sectores de los viajes y el turismo tendrán que hacer cambios importantes y todo lo que se diga sobre cuánto tiempo llevará, “volver a la normalidad” es casi un sueño imposible. Pasar a una “normalidad” completamente nueva y llegar allí requerirá muchos ensayos y errores antes de que descubramos cómo se verá y sea lo suficientemente aceptable como para que las personas viajen nuevamente.

El viaje en avión que se viene

En el sector de los viajes aéreos, muchas de las “viejas formas” ya estaban muy retrasadas para un replanteamiento. Por lo tanto, si “cada COVID tiene un resquicio de esperanza”, algunas muy necesarias innovaciones pueden llegar rápidamente.
El proceso migratorio en las llegadas internacionales a los principales aeropuertos sería un buen lugar para comenzar. Llegar del exterior en las horas pico a Vancouver –YVR-, Toronto –YYZ- Nueva York –JFK- o Londres –LHR- ha sido inaceptablemente arduo durante mucho tiempo y algunos de los intentos por solucionarlo han logrado muy poco. En Canadá, por ejemplo, cuando un amigable kiosco de autoservicio toma su fotografía y se traga su tarjeta de aterrizaje sólo para imprimir otra, ¿por qué todos tienen que ponerse en otra fila para presentarla a un oficial de inmigración, generalmente aún más robótico?
Imagine una versión “mejorada” (una palabra que generalmente significa “aún peor”) con distancia de dos metros, preguntas obligatorias sobre dónde ha estado durante el mes anterior y probablemente un escaneo de temperatura / evaluación de salud. ¿Será divertido no?
Entonces, ¿qué más se puede hacer? Más puestos de autorización previa en los destinos de origen sería una respuesta viable. Con la tecnología actual, utilizando videoconferencias, tiene que haber una manera de hacerlo sin necesidad de ubicar oficiales de inmigración en el extranjero. Si vuela de Frankfurt a Toronto, debería poder registrarse en una terminal de computadora y hacer clic de forma remota en un Agente de Servicios Fronterizos de Canadá. Mover el kiosco de autoservicio de migraciones al punto de partida reduciría en gran medida la necesidad de largas interacciones con las autoridades a la llegada. Y, si a alguien se le niega la entrada a Canadá, aún no habría abandonado su país de origen.

Las salidas del aeropuerto no serán tan fáciles de mejorar. Asumiendo que no hay necesidad de escalonar la cantidad de vehículos que ingresan a las áreas de llegada y partida en un momento dado, ¿cómo harán frente a cualquier intento de actividad social con distanciamiento las terminales existentes en las áreas de procesamiento de check-in, retiro de equipaje y seguridad?
Incluso si no es obligatorio, puede tomar bastante tiempo para que las personas se sientan cómodas, literalmente, codeándose con extraños de todo el mundo mientras permanecen en una fila de seguridad durante 30 minutos o más. Para acomodar esto, ¿tal vez la profusión de locales que venden remeras o apoya cabezas inflables tendrán que ceder el paso a los carriles de pasajeros? Los viajeros frecuentes podrían acceder a un carril “No tan lento”.

A bordo

El típico proceso de embarque de una aerolínea no ha funcionado desde hace mucho tiempo. Cuando los grupos de abordaje prioritario representan regularmente el 75% de los pasajeros, algo no está bien.
Se han realizado muchos estudios sobre esto a lo largo de los años, pero ninguno ha producido una solución universalmente aceptada. El embarque por zonas, que suban en primer lugar los asientos de atrás del avión, o los pasajeros que viajan solos, todos tienen sus defectos. En el nuevo mundo por venir, algún sistema de “Por favor, preséntese a bordo sólo cuando se llame a su número de fila” reduciría las alineaciones en la puerta de embarque.


Pero posiblemente la mejor noticia es que el temido asiento central puede, al menos temporalmente, convertirse en algo del pasado. Todavía estará allí, pero a menos que una familia de tres quieran sentarse juntos, pasará un tiempo antes de que alguien acepte nuevamente ser apretado en un asiento intermedio entre dos extraños, una situación que seguramente define la misma antítesis del “distanciamiento social”.
Algunas aerolíneas ya han dejado de vender el asiento del medio, pero con horarios diezmados y factores de carga del 20%, esto es más simbólico que filantrópico. ¿Qué sucederá cuando los aviones comiencen a llenarse nuevamente? Quitar el asiento del medio del inventario podría significar reducir la capacidad vendible de un avión de pasillo único hasta en un tercio y elevaría los precios de los boletos para compensar el déficit. Claramente, esta no es una solución a largo plazo.
Pero los asientos en una fila son sólo una parte del problema potencial de la “nueva normalidad”. La mayoría de las cabinas económicas de las aerolíneas ahora tienen una inclinación de asiento de entre 28 y 30 pulgadas. Esto significa que hay otras personas delante y detrás cuyas cabezas (además de tos y estornudos) están a menos de un metro de distancia. Es una especie de reminiscencia de las antiguas secciones de fumadores donde las filas de fumadores y no fumadores estaban inmediatamente adyacentes.

Como investigación de mercado instantánea le pregunté a mi hijo de 19 años cómo se siente de volar a la universidad en Carolina del Norte en septiembre. Sus ojos se abrieron cuando respondió: “¿En serio papá? ¿No podrías llevarme en auto? ¡Por favor! Son sólo unos 1000 kilómetros”.
Claramente, incluso a corto plazo, la eliminación de asientos no será la respuesta: ciertamente no, si los viajeros de negocios y de placer alguna vez podrán permitirse el lujo de volar nuevamente. Un factor de comodidad debería provenir de los nuevos estándares de limpieza y desinfección de las aeronaves que probablemente serán obligatorios. Significará tiempos de giro de las aeronaves más extendidos, pero en Canadá esto podría compensarse con reducciones en los impuestos gubernamentales, tarifas y tasas aeroportuarias que durante años han estado entre las más altas del mundo.

Como todos tendemos a ser criaturas de hábitos, la idea de “cambio” se ve con frecuencia bajo una perspectiva negativa. Sin embargo, en este caso, la gran mayoría de los cambios en la experiencia de la aerolínea y el aeropuerto resultantes de la crisis actual podrían ser ese lado positivo. El único gran cambio que probablemente deberíamos anticipar es que el uso de barbijos en los aeropuertos y en las aerolíneas se convertirá en una prenda obligatoria de viaje. Si es así, espere que Gucci, Polo, Chanel y otros comiencen a producirlos. Y cuánto tiempo antes de que escuchemos risitas como, “¡Dios mío, mira, están usando máscaras de Dollarama! (local comercial muy popular)”.
Entonces, para citar la línea final completa de R.E.M, “Es el fin del mundo tal como lo conocemos, y me siento bien”. Sinceramente espero que todos ustedes también lo hagan.

Fuente: https://travelindustrytoday.com

12/04/2020

Artículos relacionados

Viajeros LGBTQ+ quieren ser vistos en el marketing de contenidos

Viajeros LGBTQ+ quieren ser vistos en el marketing de contenidos

A muchos viajeros del colectivo LGBTQ+ en los Estados Unidos les gustaría que los materiales de marketing de destinos los incluyeran más. Eso les daría más confianza acerca de cuán inclusivo es realmente el destino. De hecho, el 43 % de los encuestados en la encuesta...

Salta ampliará su aeropuerto

Salta ampliará su aeropuerto

Aeropuertos Argentina 2000 publicó el llamado a licitación gestionado por el gobernador Gustavo Sáenz. Este proyecto federal y estratégico mejorará el flujo de pasajeros y la modernización de la terminal, que no paralizará su actividad en el tiempo de obra. El...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo