Abr
2024
21
Apr
2024
21
Domingo mist 20 °C

Viajo con películas: Cartas a Julieta

Viajo con películas: Cartas a Julieta

Compartí esta nota

Mil veces nombrada y recreada en el cine, una de las más recientes películas nos lleva a pasear por la Verona de hoy (siempre mirando al pasado): Cartas a Julieta. 

Historias de amor en la literatura hay muchas, pero indudablemente la que William Shakespeare recrea entre dos jovencitos del Renacimiento europeo en la muy itálica ciudad de Verona no tiene competencia. 

No tiene el final feliz de los cuentos de los hermanos Grimm: Blancanieves, La Cenicienta, Rapunzel o la Bella Durmiente, sino más bien todo lo contrario ya que su vida se trunca a muy corta edad por culpa de la rivalidad familiar. Pero a pesar de ello es la historia de amor romántico que más rápidamente viene a la memoria de la gente.

Una visión diferente surge desde la película “Cartas a Julieta” cuando una turista norteamericana, Sophie (Amanda Seyfried), descubre en la Casa de Julieta en Verona un mensaje de una joven inglesa (Claire Smith-Vanessa Redgrave) pidiéndole consejo a “Julieta”  quedando oculto por más de 50 años y la búsqueda de un final feliz. 

Esto nos da pie a un recorrido por la ciudad y sus más reconocidos sitios de peregrinación de los turistas. 

Una y mil Veronas

Claro que el personaje principal es la ciudad donde Romeo y Julieta viven en el drama de Shakespeare. ¿Cómo describir a Verona? Dos mil años de historia encerrados en poco más de 200 km cuadrados, ésta es, en síntesis, Verona, un lugar en el que se integran con armonía los testimonios artísticos y arquitectónicos de las diferentes etapas de su vida. Así han quedado restos de su pasado romano; de la época de mayor esplendor entre los siglos 13 y 14; de la dominación francesa y la de la dominación austríaca, además, naturalmente, de la italiana de la Unificación. 

Numerosas son las caras de esta ciudad del Véneto italiano y es tarea del visitante ir descubriéndolas para encontrar su verdadera identidad. 

De ayer a hoy

Uno de los vestigios de su más remoto pasado es la llamada Arena de Verona, un anfiteatro construido para realizar los combates entre gladiadores o dramatizar obras de teatro. Su capacidad de 30 mil personas nos habla de su importancia y del interés que despertaban sus espectáculos recibiendo asistentes de toda la región. Un terremoto en el 1117 la dañó seriamente y recién fue reparada durante el Renacimiento. En la actualidad es el tercer anfiteatro romano en Italia por su tamaño.

Gracias a su impresionante acústica, el edificio se presta para conciertos, práctica que se inició en 1913 con la primera edición del Festival de Verona. Hoy en día alrededor de cuatro óperas del repertorio estándar son producidas cada año, entre junio y septiembre. 

También del siglo 1 A.C. se levanta el antiguo Teatro Romano, ubicado del otro lado del río Adige, donde hoy -como en la antigüedad- tienen lugar importantes representaciones teatrales como el Festival Shakespeariano y el Verona Jazz Festival.      

Plaza Erbe (Plaza de las Hierbas) surge en el lugar en el que los romanos fundaron el Foro. Esta plaza representa la síntesis de varios momentos históricos, como testimonian sus palacios del siglo XIV, como la Casa de los Mercantes, las fachadas decoradas de las Casas Mazzanti y la fuente de Madonna Verona con la estatua central de época romana.

No muy lejos se encuentra Plaza dei Signori, otro ejemplo de mezcla de estilos y donde se encuentra el monumento dedicado a Dante Alighieri.

Cerca del río Adigio se hallan otras grandes obras de la época romana y scaligera, quizás los dos períodos que más influyeron en la historia de esta ciudad: la fortaleza de Castelvecchio, hoy en día sede del Museo de Arte Moderno, el Puente Scaligero, maravilloso ejemplo de arquitectura de la Edad Media y las Arche Scaligere, excelentes obras sepulcrales, realizadas para los restos mortales de los nobles de Verona.

La Casa de Julieta

No hay turista que pase por Verona y se acerque, aunque sea por unos minutos, a la construcción que se cree inspiró a Shakespeare para ubicar a la jovencita Julieta asomada a su balcón. Se trata de un palacio señorial de origen medieval, reconvertido en museo en época moderna y que se encuentra cerca de la piazza delle Erbe. 

Es cierto que en la ciudad vivieron dos familias con los apellidos Montesco y Capuleto (el nombre exacto era Cappelletti), y de estos últimos se sabe que han habitado esta casa, al menos desde el siglo XII, como atestigua el escudo de armas de la familia situado sobre el arco de entrada al patio. El edificio ha sufrido numerosas transformaciones a lo largo de los años y del siglo XIII tan sólo se conserva la puerta de entrada. En 1905, la Casa de Julieta es transformada en un museo y entre 1936 y 1940 el historiador Antonio Avena hace una restauración agregándole varios pintorescos balcones y convirtiéndola en una de las atracciones turísticas más importantes de Verona.

Cartas a Julieta

Director: Gary Winick

Actores: Amanda Seyfried como Sophie Hall

Chris Egan como Charlie Wyman

Vanessa Redgrave como Claire Smith-Wyman

Franco Nero como Lorenzo Bartolini

Gael García Bernal como Victor

Año: 2010

Sinopsis

Sophie y Víctor (Gael García Bernal) deciden viajar juntos a Italia en plan romántico. Mientras Víctor busca productos para su futuro restaurante, Sophie recorre Verona llegando a la casa de Julieta, donde mujeres de todo el mundo dejan cartas de amor y pedidos de consejos en los huecos de la pared. Allí Sophie encuentra una carta escrita hace más de 50 años por Claire (Vanessa Redgrave), buscando a un joven italiano llamado Lorenzo (Franco Nero). Desde ese momento, Sophie, junto a Claire y su nieto, Charlie, emprenden un viaje por a Italia buscando al misterioso joven.

Este texto pertenece a la campaña de Ciudadanos Viajeros para viajar sin romper la cuarentena obligatoria, bajo la consigna #YoMeQuedoEnCasa. Para seguir leyendo sobre otras películas ingresá acá.

¡Sumate a nuestras redes!
Facebook
1.6k
X (Twitter)
1.7k
Instagram
5.6k
Enlace Turístico
por Canal Metro
Domingos 20:30 hs