Jun
2024
25
Jun
2024
25
Martes foggy 9.1 °C

El Carnaval en el Norte Argentino es único

08/02/2024 17:05 Hs.

El Carnaval en el Norte Argentino es único

Compartí esta nota

Los carnavales de las provincias que integran el Norte Argentino suelen destacarse por los rituales ancestrales, la alegría, el colorido y un profundo sentimiento de pertenencia.

No importa si hace calor, si el clima es seco, o si las lluvias cobran protagonismo repentinamente. Nunca es tarde para invocar a aquellos seres del más allá, para desatar la alegría del pueblo. Las celebraciones de cada localidad del norte andino se tiñen de muchos colores, y pueden festejarse de una forma muy tradicional, como en el resto del país, o bien remitirse a los rituales que pasan de generación en generación. De una forma o de otra, todos festejan, y todos están contentos.

Quebrada de Humahuaca. Jujuy

En toda la provincia de Jujuy se celebra el Carnaval, pero en los pueblos de la Quebrada de Humahuaca se lo vive desde muy dentro del corazón. Sin dudas el primer paso que da inicio a los festejos es el encuentro de las agrupaciones de los poblados vecinos para dirigirse a los cerros circundantes para proceder al "desentierro del diablo”, que fue enterrado al finalizar la festividad del año anterior. Esa ceremonia tiene lugar el sábado anterior al fin de semana del Carnaval.

Una vez consumado el desentierro, se tiran bombas de estruendo, y las comparsas descienden a cada pueblo bailando danzas tradicionales como el “carnavalito jujeño”. Los instrumentos que más resaltan son las flautas, los sikus, los redoblantes, los trombones y los bombos. A su vez, las comparsistas llevan un signo con el que se identifican, y recorren las calles del pueblo, en donde son invitados a beber desde las casas. Cada integrante grupal está disfrazado, y muchos de ellos eligen ser unos auténticos diablos. Al caminar, se lanzan harina mientras transitan por la calle, y llevan ramas de albahaca para perfumar sus pasos.

Cuando terminan de desfilar por el pueblo, las murgas se reúnen en puntos específicos llamados “fortines”, donde se arman peñas con música y bailes hasta el amanecer.
Después de varios días de festejos, la celebración termina el domingo de Carnaval, con el entierro del diablo. Las comparsas regresan hacia los cerros, y el muñeco es enterrado con varias ofrendas entre las que se destacan los cigarrillos, las hojas de coca y el alcohol, bajo el ruido incansable de las bombas de estruendo que dan por finalizado el carnaval.

Salta

El carnaval en La Linda va de la mano con la felicidad que demuestra el pueblo en diferentes aspectos. Cada zona tiene sus características más conocidas para celebrar, y abarcan desde corsos urbanos para comparsas barriales hasta una carpa sumida en bagualas, zambas y cuecas. El pim pim (una danza muy popular) y los juegos con harina y agua son dos de los festejos que reúnen más cantidad de gente, y desatan la alegría que va de la mano con la música propia de Salta.

En el municipio de Cachi arrancan las actividades de carnaval el sábado 10 con el desentierro en la Plaza Principal y un taller de armado de flores y ornamentos carnavaleros en el Sitio El Tero. Se suman también un encuentro de copleros y bagualeras, el carnaval kallchaki, los corsos de la familia y el carnaval de antaño.

También el carnaval se vivirá en Guachipas con sus corsos Guachipeños, en Payogasta con el tradicional Carnaval de Antaño; y en Cerrillos, donde como todos los años, se llevará adelante la 118º edición de los Corsos de Flores con su tradicional desfile de agrupaciones carnestolendas de todo el Valle de Lerma. En esta localidad además el domingo 11 se realizará un encuentro de bandoneones y el martes 13 el entierro del carnaval y quema del Pujillay.

En San Antonio de los Cobres se realizará el 8 de febrero el jueves de comadres, el sábado 10 el desentierro y desde el domingo se podrá disfrutar del carnaval grande.

En la localidad de El Carril se podrá disfrutar durante todo el fin de semana del carnaval de sabores con promociones especiales acompañadas por murgas y comparsas  y el domingo 11 será el desentierro del carnaval. Lunes y martes en el municipio de Metán habrá un encuentro de batucadas.

La Rioja

En La Rioja también existe un ritual que va más allá de los carros alegóricos y los trajes brillosos. La Chaya es otra festividad que coincide para el carnaval. En esta fiesta resaltan la música, el sonido de cajas chayeras que resuenan por las sierras, las coplas, las vidalas, la harina blanca que vuela por los aires con aroma a albahaca fresca, el vino y las caras pintadas de varios colores.

Cuenta la leyenda que la princesa Chaya, que vivía en las montañas, se enamoró de Pulljay, un pobre peón que frecuentaba esa zona, quien, además, no creía en el amor de ella hacia él. Por este motivo es que la Chaya lloró muy apenada. Pulljay, arrepentido, volvió a buscarla, pero lamentablemente ya no la encontró. El peón deambuló borracho, hasta que cayó en una hoguera y murió. Las lágrimas de la Chaya volvieron a brotar y hoy riegan la tierra, además de bendecir la cosecha. Hombres y mujeres cantan y bailan en su honor, y le piden a la Pachamama una buena recompensa, con buenos frutos principalmente. En el último día del ritual se quema un muñeco que representa a Pulljay, y se da por finalizada la celebración hasta el año siguiente.

Catamarca

La alegría, el ritual pagano y la cultura ancestral, entre otras características, se fusionan con la música andina y folklórica, e invitan a moverse al ritmo de las tradicionales comparsas que invaden las calles de cada uno de los pueblos de la provincia que salen a celebrar.

Pujllay, el diablo del carnaval, se somete al fuego, y al ser quemado comienza simbólicamente la fiesta para dejar de lado las tristezas y las preocupaciones. De esta manera, los participantes se dejan llevar por las sensaciones que se instalan en todos sus sentidos, y se mimetizan con la música.  A su vez, la comida típica de la región queda impregnada por su aroma y por su sabor. Otras de las actividades características de este carnaval es el clásico topamiento, el bautismo de la guagua y la infaltable chaya.
Los sitios que principalmente realizan esta celebración, son: Huillapima, Belén, Valle Viejo, Mutquin y Poman.

El movimiento chayero se afianza en Catamarca y este año son ocho las chayas y celebraciones que, gestionadas por músicos y músicas independientes, con apoyo del Ministerio de Cultura, Turismo y Deporte, se realizarán en distintos puntos del Valle Central como parte de la agenda de carnaval.

Bajo el nombre "Catamarca es Chaya y Carnaval" se presenta este circuito chayero que reúne a artistas y gestores culturales y que invita a disfrutar del carnaval folclórico norteño, con encuentros que fusionan música, danza, harina y mucho color y alegría.

A las chayas ya instaladas, se suma este año por primera vez la chaya de las comadres de Eulalia que invita a carnavalear poniendo en valor los lazos de solidaridad entre mujeres y con un espacio especial para las infancias.

¡Sumate a nuestras redes!
Facebook
1.6k
X (Twitter)
1.7k
Instagram
5.6k
Enlace Turístico
por Canal Metro
Domingos 20:30 hs