Saber de qué hablamos

Semanas atrás destaqué el trabajo que estaba realizando el sector privado intentando que los funcionarios de turno, léase Matías Lammens y su nuevo equipo del Ministerio de Turismo y Deportes, entendieran la importancia que la actividad tiene para las economías regionales.

Esta no es una crítica al funcionario y su gente, es una obviedad que no alcanza con las buenas intenciones para dirigir una cartera como Turismo, y más aún si se le agrega Deportes.

Mencioné también que era una ardua tarea lograr que comprendan que el negocio turístico no se puede comparar con un almacén, una ferretería o una tienda de ropa cool. Es más, en muchos casos no se puede comparar ni con fábricas, ni con cadenas de negocios del rubro que más les guste.

También dije que en nuestro país el turismo no era política de Estado, por lo que muchos me han criticado, y que sólo era utilizado para los discursos políticos.

Hoy me gustaría agregar que también ha sido utilizado para que el funcionario de turno se posicione en el corto plazo como candidato a puestos en las ligas mayores de la política vernácula. Ejemplos nos sobran.

Tal vez estos dimes y diretes no sean políticamente correctos, pero son la verdad de Perogrullo que nadie se anima a poner en blanco sobre negro.

Todo esto viene a cuento de los hechos que están sucediendo desde que Alberto Fernández asumió la presidencia de la Nación el 10 de diciembre de 2019.

Después de la reunión que tuvieron los más importantes dirigentes del sector con el presidente esta semana, podemos ver que definitivamente pasaron cosas.

Para mí, de la reunión se pueden rescatar dos hechos fundamentales que tal vez califiquen para lo que vendrá.

El primero, que Alberto Fernández recibió, casi sorprendido, información de primera mano que le estaban dando los dirigentes y eso le habría permitido entender la importancia del turismo en nuestro país.

El segundo, que comprendió que todas las medidas dispuestas para ayudar a las PYMES, no ayudaban en lo más mínimo a las empresas del sector, sean hoteles, agencias de viajes, bares, restaurantes, organizadores de eventos o prestadores de servicios turísticos.

Tan es así, que ordenó conformar un equipo de trabajo con la gente de Matías Lammens, Matías Kulfas y la Cámara Argentina de Turismo para analizar el problema y buscar soluciones en el corto plazo.

Mas adelante se verá si el trabajo solicitado se desarrolla de manera satisfactoria para el sector, pero en el mientras tanto se pudo poner sobre la mesa la importancia de la actividad turística en nuestro país.

El turismo no va volver a ser el mismo después del coronavirus, y para eso se deben preparar tanto los empresarios como los funcionarios.

De hecho, muchos países, que saben de qué hablamos cuando hablamos de turismo, ya están apostando por el sector con medidas que exceden a las eximiciones impositivas y aportes económicos a las empresas, como por ejemplo incentivar a los ciudadanos a realizar sus viajes de vacaciones en sus propios países a cambio de otorgarles un bono deducible de impuestos.

El turismo puede volver a ayudar a la recuperación de las economías regionales, y con la ayuda necesaria sin dudas que será más rápido de lo que se imaginan.

17/04/2020

Artículos relacionados

Salta distingue a Municipios y prestadores en Calidad Turística

Salta distingue a Municipios y prestadores en Calidad Turística

La Provincia distinguió y premió hoy a los municipios y prestadores turísticos que durante el periodo 2022 participaron de los distintos Programas de Gestión de Calidad a nivel provincial y nacional. En los últimos años la actividad turística en la provincia de Salta...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo