Termas de Cacheuta: un paraíso inigualable en Mendoza

 Más allá del vino y los recorridos que ofrecen las bodegas en la provincia, existen estadías inigualables en lugares como las Termas de Cacheuta, que pueden completar un viaje exquisito por Mendoza. ¿De qué nos estamos perdiendo?

Cuando hablamos de Mendoza instantáneamente pensamos en el sol y el buen vino, pero la provincia es mucho más que eso. A la hora de programar un recorrido por sus territorios, pocas veces se tiene en cuenta un lugar ideal: sus aguas termales.

Después de disfrutar de los centros de esquí mendocinos durante el invierno, de haber desandado la Ruta del Vino saboreando sus preciadas creaciones, o de practicar alguna de las actividades deportivas en el resto del año nos queda desembocar en las Termas de Cacheuta, a unos 40 kilómetros de la capital provincial. Este lugar, rodeado de montañas y del Río Mendoza, se encuentra en un valle que crea un microclima único e ideal para el reposo, el bienestar y el cambio de energía, a 1245 metros sobre el nivel del mar.

La infraestructura de este sitio permite disfrutar de las termas por un día en el Parque de Aguas Termales Cacheuta, o toda una semana alojados en su tradicional hotel. El agua que surge en las termas es producto del deshielo, que se infiltra a grandes profundidades tomando altas temperaturas. Estamos hablando de la oscilación entre los 35°C a 50°C aproximadamente. 

Un entorno atrapante  

El acceso desde la ciudad de Mendoza se hace en buses, en un trayecto de una hora y media, siendo menos si se va en remis o en auto. Su paisaje es uno de los más conocidos y representativos de la provincia, con la ruta que zigzaguea entre las laderas de las montañas, el paredón del dique Potrerillos y el río que acompaña el trayecto a un costado.

El Valle tiene tonalidades cambiantes según las características de las rocas, mientras que su vegetación predominante es arbustiva y con varias especies de cactus. En las quebradas más húmedas el verde le gana a la estepa circundante. El clima es seco y templado y la media anual es de unos 14 grados, lo que las hace aptas para ser utilizadas los doce meses del año.

El Parque de Agua

Los visitantes encontrarán una variada gama de posibilidades para disfrutar de las aguas. Varias de ellas están abiertas todo el año, como la piscina grande, que tiene 12,4 metros de largo por 6 de ancho y su profundidad es de 1,7 metros. El agua se encuentra entre los 37 y 30º; luego hay otra piscina con burbujas que surgen desde el fondo provocando una especial sensación. La temperatura va de los 38 a los 30° y tiene unos escasos 60 cm de profundidad.  

Los chicos tienen su lugar en la piscina para niños, también con una temperatura promedio de 30º, con 9 metros de largo y 8 de ancho y 0,80 centímetros de hondo.

En el Parque de Agua Termal hay dos Vaporariums, ubicados en el segundo y tercer nivel de piscinas, que emanan los vapores del agua termal, actuando como desintoxicante de la piel, eliminando impurezas de la misma, ayudando al sistema respiratorio y relajando el cuerpo gracias a los efectos sedantes del vapor termal. 

Abierta desde septiembre a abril se encuentra la piscina de Olas, con forma octogonal y profundidad descendiente hasta el centro. La temperatura promedio es de 18°. También en la misma temporada se habilita el Río Lento, donde a lo largo de 270 metros el agua circula alrededor del parque, pasando por un túnel y finalizando en una cascada. El agua se climatiza hasta los 18°. 

El Hotel

Termas Cacheuta Hotel & Resort cuenta con 16 habitaciones con vista a la piscina y a la montaña o con vista interna, pero todas ellas con baño con agua termal, calefacción y teléfono. 

Los huéspedes acceden libremente al Centro Termal, tanto a las piscinas, la gruta y la Fangoterapia, pudiendo elegir entre los distintos tipos de masajes.

Su restaurante sirve desde el desayuno hasta la cena. En el Desayuno Buffet se destacan los tentadores dulces artesanales, una especialidad de la casa. Al mediodía, el exclusivo Buffet Criollo tiene como protagonista a la carne argentina, además de una variedad de comidas criollas, ensaladas y platos vegetarianos. A las 19.30hs se realiza una degustación de vinos acompañada de las tradicionales empanadas mendocinas. Y para completar el día, en la cena se ofrece un menú semi carta de tres pasos que incluye tres opciones de entrada, plato y postre. 

Para mantenerse en forma después de tan buenas propuestas gastronómicas hay una cancha de paddle, bicicletas, pileta de natación de agua terminal y un guía para realizar actividades de turismo aventura. El Lobby y Sala de Juegos cuenta con televisión satelital, pantalla para ver DVDs, computadoras con Internet, acceso a Wi-Fi, ping pong, pool y una gran variedad de juegos de mesa.

El Puente Colgante

Alrededor de la vieja Estación de Cacheuta, el principal protagonista es el cruce del río a través del pintoresco Puente Colgante. En sus inmediaciones se destacan los artesanos del lugar, que ofrecen sus productos regionales a los turistas. El Puente atraviesa el río Mendoza y tiene una longitud 318 metros. Fue construido en 1952 por encargo de la Dirección Provincial de Vialidad. En esa época, la función era unir el playón a un costado de la ruta internacional con la estación de trenes de Cacheuta. El puente se ha convertido en un ícono de la zona de montaña del norte de la provincia. 

De ayer a hoy

Ya en el siglo XIX las aguas de Cacheuta eran famosas. En 1893 se construyeron las primeras piletas para los baños, las que fueron destruidas por una creciente en 1898 y vueltas a construir en 1902.

Para 1910 se inaugura el viejo Hotel Termas de Cacheuta con 152 habitaciones cada una. Contaba con su baño termal y con el tercer y el cuarto ascensor de la provincia, además del salón de baile, un casino y dos restaurantes. 

El 10 de enero de 1934 un aluvión de siete metros de altura impacta la pared de piedra del costado del hotel, inundando por completo los baños termales y la torre que comunicaba el hotel con los mismos. De ahí fue decayendo hasta que en los 70’s se cerró. 

Luego de entregarlo en concesión, el nuevo Hotel Termas Cacheuta se inauguró en 1986, recuperando las pocas estructuras que aún estaban en pie, como la torre histórica, la capilla, la piscina, algunas paredes y la hermosa balaustrada.

Artículos relacionados

Ríos y lagunas para disfrutar Córdoba en verano

Ríos y lagunas para disfrutar Córdoba en verano

Algunos de los ríos y lagos con mayor potencial visual de toda la provincia de Córdoba. Dónde quedan y qué actividades se pueden hacer en el agua o en torno a sus costas. Cuánto sale comer en cada zona. Opciones de tours y alojamiento alrededor. Río San Antonio...

Automovilismo y frambuesas en las sierras bonaerenses

Automovilismo y frambuesas en las sierras bonaerenses

Balcarce y Benito Juárez, destinos rodeados por el cordón de Tandilia, vivirán un fin de semana festivo donde se sentirá el rugir de motores y los paladares celebrarán los manjares de la gastronomía bonaerense: viajar por la Provincia produce alegría. Un sabor...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo