Tests de coronavirus para entrar a Uruguay

El vecino país informó que los viajeros que lleguen del exterior deberán hacerlo con un test de diagnóstico de COVID-19, con la técnica PCR, con menos de 72 horas previas a embarcar. Además deberán repetirlo a los 7 días.

La nueva Biblia de los viajeros que entran a Uruguay, en este año de pandemia, dice que, en el país de origen, se tiene que hacer un test de diagnóstico de COVID-19, con la técnica PCR, con menos de 72 horas previas a embarcar. Si el resultado es positivo, no se puede subir al barco o al avión. Y si es negativo, tendrá que reiterarse el hisopado al séptimo día de permanencia en el país… cuarentena mediante.
Las pandemias son, por definición, de una escala que abarca varios continentes. Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, al menos 188 países han detectado casos positivos dentro de sus fronteras -una cifra similar a las naciones que integran las Naciones Unidas. Y como Uruguay no es un recipiente hermético, el gobierno de Luis Lacalle Pou “endureció” los controles de entradas de pasajeros.

El concepto base sigue siendo el mismo que, cada tanto, repite como un mantra el mandatario: “el uso responsable de la libertad”. Eso significa que el cumplimiento de la cuarentena es, ante todo, una obligación del viajero.
Pero como la “buena fe” no siempre alcanza, Presidencia emitió esta semana un nuevo decreto que establece el uso obligatorio de mascarillas durante el trayecto de viaje y al descender en el puerto o aeropuerto, el testeo previo a embarcar, cuarentena de siete días y la confirmación del test, ya en tierras adentro, al séptimo día.

El viajero, que por ahora no lo hace por turismo sino por alguna de las nueve excepciones que permite la normativa, tiene que asumir el costo de los testeos. Y las empresas de transporte son las responsables de controlar que la documentación sea la correcta, así como verifican que un pasaporte no esté vencido.
La excepción, por ahora, fue el vuelo de Iberia que trajo a pasajeros desde España el domingo pasado, entre los que se encontraba el canciller designado Francisco Bustillo. Según explicó el subsecretario de Salud, José Luis Satdjian, los controles se hicieron en Uruguay porque “cuando se emitió el decreto fue muy próximo a la salida del vuelo”. Eso sí: los pasajeros aguardaron dentro del aeropuerto la confirmación del resultado.

La cuarta parte de todos los casos diagnosticados como positivos de COVID-19, desde que la pandemia se instaló en Uruguay, a principios de marzo, cuenta con antecedente de viaje a una zona de transmisión activa.
En Uruguay se dio la particularidad que solo cinco brotes explican casi toda la marcha de contagios, y la curva epidemiológica da esos saltos: un casamiento, el hospital psiquiátrico Vilardebó, un residencial de adultos mayores, la ciudad de Rivera y la de Treinta y Tres. En la mitad de ellos, el caso inicial tuvo antecedentes de viaje.
La buena noticia de este escenario es que la circulación comunitaria del virus es baja. La mala, en cambio, es que aún no se la ha ganado al coronavirus y el gobierno tuvo que apretar la perilla de los controles sanitarios.
De ahí que el nuevo decreto fije el rehisopado al “séptimo día”. No es una cuestión de fe, sino científica. Una investigación liderada por Nandini Sethuraman, y que fuera publicada a comienzos de mayo por la American Medical Association, muestra que el pico de detección del SARS-CoV-2, mediante la técnica de PCR, ocurre al séptimo día -casi en simultáneo con la aparición de los síntomas si los hubiere.
Pasados los 14 días, la capacidad de contagio se reduce a la mínima expresión. Por eso esta no es una cuarentena de cuarenta días como regía en la peste negra, en Venecia, en el siglo XIV.

Viajeros argentinos en Buquebus

Sobre el caso de Buquebus, que cada viernes realiza un viaje que une Buenos Aires con Montevideo y donde la semana pasada hubo dos pasajeros infectados con el virus, el Ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, dijo que la empresa se ha manejado con “responsabilidad” y siguiendo los protocolos, que implican ubicar a la gente en asientos separados y manteniendo el espacio.

Según dijo Salinas, a partir del próximo viernes los pasajeros serán testeados en Buenos Aires antes de zarpar y solo podrán subir al barco una vez que el resultado sea negativo.

Fuente: https://www.elpais.com.uy

DeclaracionSanitariaObligatoriaArribos

06/07/2020

Artículos relacionados

Salta distingue a Municipios y prestadores en Calidad Turística

Salta distingue a Municipios y prestadores en Calidad Turística

La Provincia distinguió y premió hoy a los municipios y prestadores turísticos que durante el periodo 2022 participaron de los distintos Programas de Gestión de Calidad a nivel provincial y nacional. En los últimos años la actividad turística en la provincia de Salta...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo