Una ciudad de Sicilia es furor por la serie The White Lotus

En su segunda temporada, la exitosa serie de HBO deja atrás Hawái y se traslada a la bella ciudad italiana de Taormina.

The White Lotus, una serie que sigue las aventuras y desventuras de un conjunto de personajes alojados en un hotel de lujo, se ha convertido en la gran sorpresa de la temporada. La ficción de HBO creada por Mike White, que se ha alzado con 10 premios Emmy -incluido el de Mejor miniserie-, ha despertado un gran interés entre el público en general y entre los amantes de los viajes en particular que se han quedado prendados de los paisajes que presenta.

Durante su primera temporada la ficción se trasladó hasta el Four Seasons de Maui, Hawái, justo en un momento en el que la pandemia estaba castigando al sector turístico. La expectación que creó fue tal que las reservas en este complejo de lujo se han multiplicado desde entonces.

Para la segunda tanda de episodios, que se emiten en HBO desde el 31 de octubre, el equipo ha viajado hasta Sicilia y, más concretamente, hasta la ciudad de Taormina, cuya belleza ya cautiva al espectador desde los primeros minutos del primer episodio.

Así es el ‘White Lotus’ siciliano

Para la segunda temporada el equipo se ha vuelto a decantar por un Four Seasons, símbolo de estatus y alto nivel adquisitivo, para recrear el White Lotus.

Encaramado en un promontorio rocoso sobre el mar Jónico, el icónico Palacio de San Domenico da la bienvenida a sus huéspedes a un convento del siglo XIV con vistas panorámicas del Etna y el antiguo teatro griego. Este clásico convento dominicano se amplió en 1896 para convertirse en un hotel con un nuevo edificio diseñado en estilo ‘liberty’.

Durante más de un siglo, este alojamiento ha recibido a ilustres invitados, desde Oscar Wilde y el rey Eduardo VIII hasta Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn y Sofía Loren. Desde 2021 pertenece a la cadena Four Seasons, compañía que lo ha modernizado y le ha aportado un toque de glamour extra. El hotel dispone de 111 habitaciones entre las que destaca la Royal Suite que, situada en la última planta, ofrece 140 metros cuadrados con una amplia sala de estar y una terraza con piscina privada.

Una de las imágenes más sorprendentes que se pueden ver ya desde el primer episodio es la de la piscina infinita de este hotel, un espacio en el que relajarse y desconectar mientras se disfruta de unas espectaculares vistas. La oferta de relax se completa con un spa que ofrece distintos tratamientos basados en la naturaleza.

Los imprescindibles del destino

Taormina, una terraza natural con vistas al mar dominada por el volcán Etna, destaca por su aspecto medieval, su antigua alma griega y su rica vegetación. Lo mejor para descubrir este rincón es echarse a andar por sus coquetas calles.

Así, hay que recorrer Corso Umberto, su artería principal repleta de tiendas y restaurantes, la Piazza IX Aprile, que regala una de las mejores vistas del lugar, y la plaza Duomo, donde apreciar su fuente de estilo barroco y la basílica catedralicia de San Nicolò de Bari, un edificio construido en el siglo XIII sobre las ruinas de una iglesia existente. Su austera fachada de piedra, las almenas coronadas y el enorme campanario la hacen parecer una fortaleza. Y callejeando se puede descubrir también la Naumachia, una construcción formada por un muro de ladrillos levantada en el siglo II.

El teatro griego, el segundo más grande de Sicilia, es uno de los monumentos más famosos de esta ciudad.

Otros de sus imprescindibles son el Palacio Corvaja, un edificio histórico de estilo árabe que alberga el Museo de Arte y Tradiciones, la villa Comunale construida a mediados del siglo XIX como residencia privada de la noble inglesa Lady Florence Trevelyan en la que destacan las llamadas locuras victorianas, excéntricas construcciones encargadas en un estilo que mezcla el romanticismo con el gusto gótico y fuertes influencias orientales y sus jardines que cuentan con cientos de variedades de plantas tropicales, el santuario de Madonna della Roca y el castillo, que aunque no se puede visitar sí se puede disfrutar de las vistas que ofrece. Para cerrar la visita a este destino hay que acercarse a la Isola Bella, un pequeño islote que en 2011 se convirtió en el Museo Regional de Historia Natural de Isolabella y que ofrece una de las playas más bonitas de toda la zona.

23/11/2022

Artículos relacionados

La ruta de The Crown: locaciones dignas de la realeza

La ruta de The Crown: locaciones dignas de la realeza

Desde castillos hasta giras internacionales, la familia real británica visita algunos de los lugares más hermosos y prestigiosos del mundo, por lo cual tienen un conocimiento y una experiencia incomparables en lo que respecta a viajes. Estos paisajes increíbles van a...

Ciudadanos Viajeros es tu sitio web de turismo, viajes, cocaciones y más. Te traemos las últimas promociones y tendencias en viajes.

Recibí todas las novedades y ofertas en tu correo